La suplantación de identidad o phishing es una maniobra que se realiza a través de mails para engañar a quien lo recibe solicitando que brinde información confidencial. Lo que buscan estas prácticas es obtener contraseñas de cuentas o números de tarjeta de crédito para luego realizar compras en nombre de la persona engañada. Compartimos algunos consejos para evitar caer en este tipo de estafas:

  • Tengamos en cuenta que en ninguna circunstancia los bancos nos requerirán que les proporcionemos nuestras claves de acceso, firma electrónica o datos personales o financieros.
  • Si recibimos un correo electrónico o un llamado amenazador, diciendo que van a cerrar nuestras cuentas en el banco y pidiéndonos nuestros datos, no le hagamos caso. Las entidades financieras no actúan de esa forma.
  • No le facilitemos a nadie nuestros datos bancarios, ni siquiera aunque se identifiquen como empleados de un banco.
  • No utilicemos nuestra tarjeta de crédito para compras online si la web no nos da confianza o genera alguna duda.
  • No realicemos transacciones ni compras online desde redes de wifi públicas.

Comentarios de Facebook

Comentar