El manejo de dinero es un aspecto crítico de nuestra seguridad cotidiana. Por eso, es necesario que tomemos algunos recaudos y medidas de prevención que ayudarán a reducir nuestra vulnerabilidad cuando vamos al banco o entramos y salimos del cajero automático:

  • Recordemos que siempre es más seguro ir al cajero automático a la luz del día. En caso de ser imposible y tener que ir a la noche, hagámoslo acompañados por otra persona.

  • Antes de entrar, observemos que no haya personas que estén siguiendo nuestros movimientos o en la puerta del cajero.

  • Para mayor seguridad, es importante que en caso de precisar ayuda la solicitemos únicamente al personal del banco.

  • Para evitar estar mucho tiempo y ahorrarnos ocasionales inconvenientes, es conveniente memorizar las claves de seguridad: no las anotemos en ningún papel ni en nuestro celular.

  • Una vez que retiremos el dinero, no lo exhibamos ni contemos fuera del banco.

  • Evitemos tomarnos taxis en la puerta del cajero luego de realizar la transacción.

  • En la medida de lo posible, realicemos las transacciones a través del homebanking. Sólo asistamos a cajeros en caso de que sea realmente necesario (para retirar efectivo por ejemplo).

Comentarios de Facebook

Comentar