Compartimos algunos consejos para tener en cuenta en estos casos, con pasos a seguir para agilizar la búsqueda:

  • Ante todo, hagamos la denuncia. No hay que esperar 48 horas para esto. No hay ninguna ley que diga que haya un tiempo mínimo para esperar.

  • La denuncia se puede realizar en la comisaría, en la fiscalía y en el Juzgado.

  • Tengamos en cuenta que ninguna comisaría puede negarse a recibir la denuncia. No importan las razones por las que una persona se ausenta (conflictos familiares, problemas de adicciones, etc.). Tampoco importa si la persona se ausentó en otras oportunidades. En caso de niños, niñas y adolescentes, pueden irse por su propia voluntad, pero al estar fuera de su entorno se encuentran expuestos a situaciones de peligro.

  • Se puede reforzar llamando al 0 800 555 5065 (Ministerio de seguridad de la Nación) o al 145 (línea gratuita 24 hs). Si la persona desaparecida es una niña, niño, adolescente, una persona con discapacidad o un adulto mayor, también se puede denunciar en el Registro Nacional de Información de Personas Menores Extraviadas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación a través de la línea telefónica gratuita 142.

  • Solicitemos que la denuncia sea caratulada como “medida de protección”  y no como “fuga de hogar” ni “averiguación de paradero”.

  • Pidamos que carguen la denuncia al SIFCOP (Sistema Federal de Comunicaciones Federales). Esta herramienta permite comunicar todos los casos de personas extraviadas a nivel nacional de manera inmediata a las fuerzas federales de seguridad, cuerpos policiales de todas las jurisdicciones del país, a la Dirección Nacional de Migraciones y al Registro Nacional de las Personas. Para asegurarnos que efectivamente se encuentre cargada allí, llamemos al Ministerio de Seguridad (0 800 555 5065).

  • Aportemos la mayor cantidad de datos sobre la persona extraviada: fotografías actuales, descripción exhaustiva de características físicas o señas particulares, cómo vestía la última vez que fue vista, lugares que suele frecuentar, datos de personas con las que podría encontrarse, si tiene tarjeta de crédito y tarjeta de transporte, etc.

  • Solicitemos una copia de la denuncia, identificación de quien la toma y el organismo que va a intervenir. En caso de que sea hecha en una comisaría, consultemos a qué Fiscalía se puso en conocimiento y pedir datos de contacto de la misma.

  • Dejemos más de un dato de contacto a la autoridad policial o judicial que toma la denuncia.

  • Armemos una red de búsqueda dentro del ámbito de la persona desaparecida. Puede ser el club, su lugar de trabajo o de estudio: cualquiera de los ambientes más frecuentados por la persona a la que buscamos.

  • Utilicemos las redes sociales: Twitter, Facebook, Instagram. Difundamos una foto actualizada con datos de dónde la persona fue vista por última vez y un teléfono de contacto distinto del brindado a las autoridades policiales o judiciales.

Fuente: Instructivo de actuación para la búsqueda de personas desaparecidas del Ministerio de Seguridad de la Presidencia de la Nación.

Comentarios de Facebook

Comentar