Al momento de recibir una llamada telefónica, por cuestiones de seguridad es importante que adquiramos el hábito de preguntar siempre primero y pensar dos veces antes de dar datos personales o familiares. Compartimos a continuación algunos consejos:

  • Si nos llama un desconocido y pide por un familiar sin dar su nombre, limitémonos a preguntar de parte de quién están llamando, sin revelar si se encuentra en la casa.

  • Nunca demos nuestros nombres o los de integrantes de nuestra familia.

  • No completemos encuestas telefónicas con nuestros datos personales o familiares.

  • Evitemos brindarles a desconocidos información sobre los horarios de entrada y salida de nuestro hogar.

  • Compartamos una clave secreta con nuestra familia para evitar potenciales secuestros virtuales.

Fuente: “¡Atención! Ideas útiles y consejos prácticos para prevenir y enfrentar la inseguridad”- Paola Spatola

Comentarios de Facebook

Comentar