Compartimos algunos consejos para disfrutar de las vacaciones en estos espacios y evitar posibles situaciones de inseguridad:

  • Cada vez que lleguemos juntos a un lugar público, acordemos con nuestros hijos un lugar de fácil localización donde podamos encontrarnos si se pierden.

  • Llevemos sólo lo necesario a las piletas públicas. Vigilemos nuestras pertenencias valiosas como celulares en caso de entrar al agua.

  • Recordemos que los niños menores deben estar permanentemente supervisados en las piletas.

  • Guardemos nuestras pertenencias en un locker No dejemos cosas de valor en los vestuarios mientras estamos en la ducha.

  • Si llevamos el celular, pongámoslo en silencio o vibrador, de modo de no llamar la atención.

  • Repasemos con nuestros hijos estas medidas de seguridad.

Comentarios de Facebook

Comentar